Ritual para la limpieza del aura

Este ritual puedes hacerlo cada vez que sientas estas sensaciones negativas y conseguirás resultados muy rápidos, se recomienda hacerlo 2 veces a la semana y puede haber más gente que esté viviendo la misma situación, en caso de que el mal de ojo se haya hecho a un círculo de amigos o familiares.

RITUAL PARA LA LIMPIEZA DEL AURA, DEL HOGAR Y DEL MAL DE OJO.

Muchas veces nos hemos sentido de un momento a otro muy diferentes, llenos de negativismo, sentimos nuestro cuerpo muy pesado y sentimos que hay alguien observando cada cosa que hacemos. Cuando alguien siente envidia o celos de nosotros nos envían todas sus vibras negativas y nosotros sin darnos cuenta las recibimos, empezamos a sentirnos mal, nos enfermamos, nos duele el cuerpo, la cabeza y muchas cosas malas llegan a nuestra vida, malas noticias, una caída en nuestra situación económica, etc. Eso quiere decir que existen fuerzas malignas acechándonos y es nuestro trabajo librarnos de ella.

Cuando te des cuenta de esta situación, toma medidas de inmediato, mientras más dejes pasar el tiempo más estas energías se apoderaran de ti. Este ritual puedes hacerlo cada vez que sientas estas sensaciones negativas y conseguirás resultados muy rápidos, se recomienda hacerlo 2 veces a la semana y puede haber más gente que esté viviendo la misma situación, en caso de que el mal de ojo se haya hecho a un círculo de amigos o familiares.

Necesitaras:

  • Puedes utilizar un plumero o unas ramas que tengan varias hojas (recomendado) ya que tendrás que pasarlo por tu cuerpo
  • Pétalos de rosa
  • Sal de mar
  • Incienso de Hechizo Pagano
  • Tres velas blancas
  • Agua

Si tienes un amuleto o un talismán, llévalo contigo, esto le dará más fuerza al ritual

Primero debes hervir el agua junto con los pétalos de rosa y la sal de mar, cuando esto ya esté listo déjalo enfriar y ponlo en un rociador, servirá para más adelante. Enciende las tres velas blancas y el incienso, relájate, siente tus músculos más ligeros, respira a un ritmo tranquilo y comienza el ritual.

Visualiza esa energía negativa que está recorriendo tu cuerpo, siéntela y comienza a rociarte con lo que preparaste, rocíalo en tu hogar, alrededor tuyo, en cada lugar donde sientas que hay energías negativas y comienza a sacudirte, a quitarte todas esas energías. Con el plumero o con las ramas, comienza a pasarla con fuerza por tu cuerpo pero sin hacerte daño, haciendo un movimiento como si estuvieras expulsando todo lo que te hace mal, hazlo cerca del incienso, esto atraerá las malas vibras y se las llevará junto a él cuándo hayas terminado. Pasa el plumero por tus piernas, tus brazos, solo movimientos hacia afuera, ya que si lo haces hacía dentro puedes incluso atraer más malas energías.

Hazlo por aproximadamente 6 minutos, puedes recitar las palabras que te parezcan más convenientes para la situación, no tengas miedo en ser creativo y decir lo que piensas de esas energías para que se vayan.

Una vez transcurrido el tiempo, apaga las velas, deja el plumero en un lugar de difícil acceso y las cenizas del incienso tíralas al viento o al mar. El líquido que quedó en tu rociador servirá para otra ocasión.

Verás cómo te sientes mejor en los días siguientes pero no abuses de este ritual, hazlo solo cuando creas que es necesario o si no perderá su fuerza y luego no tendrás los mismos resultados.