Ritual para canalizar energías

Canalizar las energías significa atraer todo aquello que deseas lograr y existen rituales para llenarte de positividad y generar en ti una sensación de alegría

Ritual para canalizar energías.

Este ritual se puede realizar las veces que quieras, es ideal que las hagas los comienzos de semana o de mes, ya que con eso comienzas todos tus proyectos con las energías recargadas.

Canalizar las energías significa atraer todo aquello que deseas lograr y existen rituales para llenarte de positividad y generar en ti una sensación de alegría que hará que tus tareas se hagan mucho más llevaderas.

Necesitaras:

  • Sal de mar
  • Vela grande color violeta
  • Vela grande color negro
  • Incienso de coco
  • Plumero

Comienza por colocar tu traje ritual, como señalamos en artículos anteriores, lo ideal es que te prepares de la manera correcta para tener resultados más efectivos. Una vez que ya lo tengas puesto debes respirar profundamente, utilizar alguna técnica de relajación, cuando ya hayas controlado tu respiración lo primero que deberás hacer es trazar un círculo de sal de mar alrededor de ti. Tu estarás al medio, enciende en la punta norte de tu círculo la vela de color negro y en el lado sur la de color violeta, el incienso puedes dejarlo donde más te acomode.

Comenzará a recitar las palabras de canalización de energía, puedes ser creativo y crear tu propia oración ritual.

Ejemplo: “Este es mi cuerpo, esta es mi alma, has llegar a mi todas aquellas energías cósmicas que nos rodean, has de mi un ser prospero y feliz, abro mis brazos hacía ti, me entrego a sentir confiada en tu magia, atraeré lo que necesite y desecharé lo que no deseo”.

Una vez que hayas terminado tu oración ritual comenzarás con el plumero a sacudirte, debes hacer movimientos solamente hacia afuera y expulsar aquellas energías negativas para que entren las positivas, el círculo es tu lugar de protección y nada podrá sucederte ahí dentro. Cuando te hayas sacudido desde la cabeza a los pies y sientas que ya no quedan energías negativas alrededor tuyo, te quedarás sentada en tu círculo, sólo pensando en este nuevo ciclo lleno de prosperidad, debes meditar dentro durante mínimo 6 minutos.

Al finalizar, agradece por lo que la vida te ha brindado, recuerda que las personas agradecidas siempre son las más humildes y las más felices.

Cuando hayas agradecido entonces es el momento de apagar las velas, primero la de color violeta y luego la negra, puedes barrer el circulo de sal y echarlo al retrete o a la basura, lo ideal es que se no esté más cerca de ti puesto que la sal absorbió todas aquellas energías que desechaste en el ritual…