¿Qué es el caoísmo?

La magia del caos nos enseña que todo lo que existe, proviene de nuestra propia imaginación

El caoísmo

Es una rama del ocultismo basada en creencias pragmáticas donde el practicante tiene la libertad de utilizar cualquier sistema de creencias.

“No importa en lo que creas, siempre que creas, será real”

Esta frase es considerada un principio fundamental dentro de la magia del caos. En ella se dice que el poder surge realmente desde la creencia personal, sea cual sea la creencia. El camino natural del caoista hará que su aprendizaje sea totalmente variado, lo que hace que en efecto, se posean diferentes habilidades y estrategias que puede provenir de cualquier creencia o religión.

“Puede ser que la creencia cambie, pero no la fuerza con la que se cree”

Para poder entender mejor este sistema, se debe entender de primeras que es el caos.

“Espacio, tiempo, masa y energía se originan en el Caos, tienen su esencia en el caos y a través del Éter se mueve gracias al Caos hacia las múltiples formas de la existencia” - Peter Carroll.

Los griegos lo llamaban Kaos, Χάος, que significa “Hendidura”. Los egipcios lo llamaban Nuu o Nun, pero más que una deidad lo veían como un concepto. Si la existencia misma dejará de ser, el Caos prevalecerá.

La magia del caos nos enseña que todo lo que existe, proviene de nuestra propia imaginación (de la imaginación del Todo) y que por lo tanto, tenemos el poder innato de alterar nuestra realidad a conveniencia si sabemos y conocemos los procedimientos necesarios. Las deidades, las creencias, los cultos y cualquier otra creencia provienen de la mente del ser en la necesidad de personificar las creencias por comodidad y auto-seguridad.

La causa de las limitaciones que posee el practicante provienen meramente desde su consciencia y subconsciencia. Al poseer una similitud a la libertad dogmática del mismo, éste, posee una habilidad para utilizar cualquier creencia que se adecúe a su gusto y fin.

De manera más simple y básica, la magia del caos es un método que consiste en engañar tu propia voluntad para que no sabotee lo que quieres lograr. Seguramente muchas veces te ha sucedido que has querido iniciar algo nuevo en tu vida para mejorarla, pero una extraña fuerza te lo impide, como si en tu cabeza hubiese otra persona que no te permite lograr nada.

A esa extraña fuerza la llamamos “Zona de confort”, llamada así porque es una zona mental en donde tu cuerpo y tu mente se acostumbran a estar y se sienten cómodos allí.

La zona de confort es el resultado de años de evolución, mediante la selección natural. Antes la utilizabamos para estar seguros ante los depredadores que nos amenazaban, pero hoy en día nos estorba bastante. Por ejemplo, hay veces en que vemos personas que deciden ir al gimnasio o comenzar una dieta sana, pero al poco tiempo dejan de hacerlo y se rinden, ¿Por qué?. En la mayoría de los casos, esto no significa que sean personas que no tienen poder de voluntad; Lo que realmente sucede, es que se convierten en víctimas de este estado primitivo del ser humano. A esto nos referimos cuando decimos que el ser humano se auto-sabotea involuntariamente.

La magia del caos nos enseña un método tanto para deshacernos de la zona de confort, como para deshacernos de muchas otras cosas que atan la voluntad del practicante. Se ve relacionada a una forma de autocontrol que como consecuencia nos trae cambios subconscientes al mundo cuántico.

Muchas de las grandes mentes de la humanidad nos han enseñado que el universo se compone de energía, materia y vibración. Einstein, Tesla, Newton son algunas de estas magníficas mentes. Al conocer y entender que nuestras leyes físicas y naturales se rigen en base a los principios herméticos que nos relata El Kybalión nos damos cuenta que todas las enseñanzas que estas grandes mentes le regalaron a la humanidad, y que antes no poseían un sentido nítido, ahora se entiende a la perfección.

La magia del caos se formuló en Yorkshire del Oeste, Inglaterra, en los años 1970. Nace de una variedad de técnicas provenientes de la Magia Ceremonial occidental y el Neochamanismo.

Los creadores de la magia del caos fueron Peter Carroll y Ray Sherwin en 1976. Más tarde, también influye Austin Osman Spare, quien formó parte por un corto tiempo de la A. A. (Organización Ocultista Astrum Argentum) de Aleister Crowley.

Austin Osman Spare es, en parte, el origen de la teoría y práctica de la Magia del Caos. Implementó el uso de sigiles y la gnosis para cargar a estos.

La magia del caos es también considerada una de sus ramas más desorganizadas, por lo tanto, es tomada en cuenta como un movimiento libre. Sus practicantes suelen amplificar sus conocimientos y el tema existente con conceptos como La Ciencia Cognitiva, La Teoría del Caos, Hipnosis, entre otros.

Dentro de la Magia del Caos, o Caoísmo podemos encontrar que algunos errores de creencias, como por ejemplo el decir “Soy caoísta, porque no creo en nada”. Esto es un error, ya que si no crees en nada sencillamente no puedes llamarte caoísta.

El caoísmo se lleva a cabo y funciona gracias a su herramienta más poderosa; La fé, la cual puede provenir directamente de cualquier dogma o culto, lo único importante es que realmente creas.

También existe el error de pensar: “Soy caoísta, por lo tanto no sigo dogmas, invento mis procedimientos, tomo herramientas y las uso a mi manera”

El hecho de renegar un dogma y cambiarlo a tu modo per se, no es un criterio base para asumir que eres caoísta. Hay una diferencia entre ser caoísta y ser anarquista. Si vas en contra de un dogma sin aplicar criterios, automáticamente eres un anarquista.

Si debes romper un dogma por el criterio de conveniencia del caoísta debes hacerlo como corresponde y no desde la fragilidad de la moda.

Al usar un elemento esotérico, debemos entender que este posee una historia y una tradición detrás, que de una forma u otra mediante la subconsciencia colectiva la nutre de un poder. Si entendemos esto y lo usamos a nuestro favor podemos utilizar ese poder a conveniencia.

La manera correcta de utilizar este poder a conveniencia no es renegando su naturaleza y poder intrínseco, al contrario, es actuando de acuerdo a ellos y posteriormente transformarlos.

Hay también algo muy importante que aclarar, y es el hecho de que no por trabajar con ciertas entidades o deidades inmediatamente te vuelves parte de su credo. Digamos que trabajas con Lucifer o con Odin, trabajar con ellos no te hace luciferino ni te hace asatrú. El hecho de creer a conveniencia no te hace absolutista, lo cual si es un dogma enseñado por nuestra sociedad.

Se debe entender que para trabajar con dogmas nuevos sacados prácticamente de la nada, es complicado. A veces para crear algo nuevo, necesitas hacerlo sobre los cimientos de lo antiguo. No hay revolución sin un medio que revolucionar.

En un futuro cercano hablaremos un poco más sobre algunos técnicas para trabajar en el caoísmo, como la sigilización, la gnosis, la creación de egregores, entre otros.