Los felinos y su conexión con el más allá

Desde los egipcios hasta los paganos, desde las brujas hasta el día de hoy, se sigue considerando que tienen habilidades paranormales para visualizar cosas que nosotros no podemos percibir con nuestros ojos

Los felinos y su conexión con el más allá

La conexión felina con el más allá.

Los felinos y en especial los gatos han sido un tema de qué hablar dentro del esoterismo. En muchas ilustraciones desde tiempos muy remotos se han encontrado representaciones de gatos como dioses, como seres importantes que tienen un rol fundamental con el más allá.

Desde los egipcios hasta los paganos, desde las brujas hasta el día de hoy, se sigue considerando que tienen habilidades paranormales para visualizar cosas que nosotros no podemos percibir con nuestros ojos y que además son amuletos muy poderosos en la protección de la familia y de quien lo cuide. Tienen mala fama ya que en el tiempo donde surgió el paganismo y las ciencias ocultas, muchas brujas tenían como mascota a gatos negros, muchos de ellos también fueron asesinados por los creyentes de la doctrina católica o cristiana, ya que decían que estaban malditos o que daban mala suerte, creencia que hasta el día de hoy para algunos sigue en pie.

Sin embargo, existen muchos casos en donde los gatos han sido tema de qué hablar, hay muchos casos en donde los gatos han salvado la vida de sus dueños, pues pueden ver el futuro e intuirlo mucho antes que el ser humano, así como también ver espectros que nuestro ojo no está condicionado para hacer. También son capaces de detectar las energías y canalizarlas, pueden saber si una persona vibra de forma positiva o negativa y por lo general suelen quedarse acostados mucho tiempo en un lugar con el fin de limpiarlo y quitar esas energías poco provechosas. Cuando un ser humano acaricia a un gato y este se deja es porque está canalizando las energías negativas de esa persona y las está transformando en energías positivas, razón por la cual los gatos no se dejan acariciar por todo el mundo, son bastante misteriosos en ese aspecto.

Son seres psíquicos y es la razón por la que civilizaciones que fueron clave para el entendimiento de la sociedad de hoy, los adoraban como dioses, gracias a todos los beneficios en el esoterismo y en las ciencias ocultas que estos animales brindaban a los hechiceros y brujas. Transitan en el mundo de los vivos y en el más allá, pueden observar espectros imperceptibles para nosotros gracias a sus grandes pupilas negras.

Si tienes un gato eres una persona muy afortunada de tenerlo contigo, no lo utilices solo como un medio, amalo y cuídalo, ten en consideración que si tu gato comienza a engordar de un momento a otro y sigues dándole la misma cantidad de alimento, puede ser porque ha canalizado demasiadas energías negativas y es momento de desecharlas por ti mismo.

Algunos de ellos llegan precipitadamente a tu casa, sin ningún otro fin que protegerte.