La Piramidología

La piramidología - nueva ciencia que causa sensación en Estados Unidos. Aprenda a usarla para meditar, acrecentar sus superpoderes, mejorar su salud y vivir más años.

La Piramidología

La piramidología - nueva ciencia que causa sensación en Estados Unidos - nos demuestra algo que los antiguos ya sabían: la forma piramidal es un generador de energía cósmica. Aprenda a usarla para meditar, acrecentar sus superpoderes, mejorar su salud y vivir más años.

Por BILL KERRELL y KATHY GOGGIN

Reproducido del libro Manual de Energía Piramidal (Editorial Posada, 1978).

Un número cada vez mayor de norteamericanos de todas las edades y medios económicos están experimentando el profundo descanso y rejuvenecimiento que se halla en la meditación. Esta ha sido definida como "una comunicación con el propio ser", la armonía entre nuestra naturaleza física y espiritual. Los maestros de la meditación - que representan toda clase de técnicas, disciplinas y "escuelas"- parecen estas de acuerdo, cuando menos, en que la meditación es una forma por medio de la cual, el individuo puede ponerse en sintonía con cierta energía universal dentro de sí mismo.

Muchos creen que esta fuerza energética puede ser dirigida creativamente, que cualquier cosa que imaginemos puede llegar a convertirse en realidad a través de la meditación, y que cuando enfrentemos un problema en el "mundo consciente" encontraremos la respuesta en las profundidades de nuestro estado meditativo.

No es nuestra intención enseñar técnicas detalladas de meditación, de control mental o de biorretroalimentación. Sin embargo, todas las escuelas parecen estar de acuerdo en que, al "comunicarse consigo mismo", el cuerpo debería encontrarse relajado y cómodo, la espina dorsal derecha, la mente tan libre de su conciencia del cuerpo físico como sea posible.

La meditación debería durar por lo menos veinte minutos. A esto nos permitimos sugerir que -cualquiera que sea su técnica - sus experiencias meditativas cobrarán mayor realce bajo una pirámide.

BIORRETROALIMENTACION Y PIRÁMIDES

El complicado equipo de biorretroalimentación demuestra perfectamente cómo meditadores experimentados pueden controlar conscientemente sus ondas cerebrales. Pruebas recientes que se hicieron con personas sujetas a control, quienes meditaron primero fuera y luego dentro de una pirámide de estructura abierta, dieron lugar a manifiestas y asombrosas comparaciones. La forma piramidal, debido a sus cualidades únicas de acumulación y generación de energía, parece estimular una mayor actividad de las ondas cerebrales alfa y beta, con frecuencias más elevadas y más del doble de amplitud.

Recientemente, Raphael Ifra, jefe de nuestro equipo de investigación electrónica, conectó los electrodos de un electroencefalógrafo al cuero cabelludo de un meditador experimentado. Fuera del marco de la pirámide, las ondas cerebrales formaron el patrón básico de este aparato. Luego, poco después que la persona entrara en la pirámide de 1.20 metros de altura y reanudara la meditación, empezaron a manifestarse cambios significativos en las curvas de sus ondas cerebrales. Deben pasar de 30 a 45 segundos después de la entrada a la pirámide, antes que se perciba un aumento en la amplitud. Al remover la pirámide alrededor o sobre el meditador, el aumento de la energía persistirá aproximadamente un minuto y medio o dos, para luego regresar a la normalidad.

Al efectuar la mayoría de nuestros experimentos de biorretroalimentación bajo pirámide vendamos los ojos de la persona para eliminar influencias externas. En seguida, conforme la persona empezaba su meditación, fuimos bajando la pirámide sobre ella y luego la quitamos sin que lo notara. De esta manera logramos obtener las lecturas más exactas de las influencias piramidales.

El estado alfa, tan intensamente buscado por los defensores del control mental y de la biorretroalimentación, se hizo evidente en las lecturas de la escala que resultaron extremadamente altas y bajas. A veces los patrones de ondas alfa registraban amplitudes tan elevadas que los registros se elevaban a puntos fuera de la escala en la orilla de la gráfica. Las pruebas de Raphael Infra con físicos y meditadores de variada experiencia y edad indicaban que la pirámide produce un efecto amplificador en los estados mentales "predeterminados" como son la concentración, meditación, conocimiento de sí mismo y alteraciones del estado consciente. Sostiene también que los efectos mentales percibidos en las pruebas, de alguna manera se refieren a la capacidad de la pirámide de "equilibrar" los organismos y devolverlos a un estado más "natural".

Las pruebas intrapiramidales mostraron además una actividad beta más alta a través del espectro. Aun cuando los ojos del individuo permanecían abiertos, varios brotes de ondas cerebrales beta aparecían entre patrones ondulados de ondas alfa, que sugieren que estados meditativos más profundos y acelerados resultan posibles en el ambiente piramidal.

INFORMES SUBJETIVOS DE MEDITADORES

La gran variedad de experiencias sobre meditación reseñadas por quienes usan pirámides, ponen de manifiesto que cualquiera que sea la técnica de meditación que usted utilice y cualquiera el estado mental que usted persiga, la pirámide habrá de intensificar su experiencia.

Hemos recibido más de 4,000 informes orales y escritos de todas partes del mundo sobre los efectos de las pirámides en la meditación. Estos testimonios provienen tanto de meditadores experimentados como de aquellos carentes de experiencia; todos utilizan pirámides. Señalamos ocho reacciones reiteradas en los informes:

1) sensación de ingravidez;

2) sensaciones de hormigueo parecidas a débiles choques eléctricos;

3) sensaciones de calor, generalmente en las partes superiores del cuerpo;

4) tranquilidad, relajamiento y ausencia de tensión;

5) sueños, colores vivos y visiones gráficas;

6) desaparición de estimulos externos, de impresiones visuales y sonidos;

7) distorsión del tiempo y elevada "conciencia espacial";

8) meditaciones más profundas y satisfactorias y niveles más altos de energía después de la meditación.

Otras afirmaciones, más extremas, incluyen:

a) experiencias extracorporales;

b) actividad clarividente y clariauditiva;

c) reminiscencias de la vida pasada;

d) sueño con continuación de plena conciencia;

e) euforia y conciencia interior hasta entonces desconocida;

f) música celestial y "colores cósmicos".

Es obvio que tales afirmaciones no pueden ser verificadas "científicamente". Cualquiera que sea su experiencia con la meditación piramidal, descubrirá que la pirámide lo ayudará a obtener una conciencia mental más alta y una nueva sensación de libertad interior, si la usa durante periodos regulares de meditación y relajamiento.

DORMIR BAJO LA PIRAMIDE

Cuando duerma por primera vez bajo una estructura piramidal, sentirá una respuesta inmediata. Basamos esta afirmación en cientos de informes individuales que hemos recibido y en nuestras propias experiencias en primera instancia.

Primero observará que necesita menos horas para lograr un descanso completo y que se encuentra totalmente despierto en las primeras horas de la mañana, presto para ponerse en marcha. Ninguno de los autores de este libro duerme más de cinco horas y generalmente sólo cuatro. Esa ha sido la regla desde que, por primera vez, instalamos una pirámide sobre nuestras camas.

Podríamos comparar las sensaciones intensificadas de vitalidad y bienestar con una energía corporal mucho mejor "sintonizada". Piense en su cuerpo como en un radiorreceptor. Dondequiera que se encuentre precisamente en este Momento, todas las señales locales de radio y televisión están "allí" con usted, como también las radiofrecuencias del mundo entero. Si quiere realmente oírlas necesita un método de sintonización para estas frecuencias, de manera que pueda reproducirlas en vibraciones sonoras audibles. Al igual que su radio, su cuerpo es también un sistema eléctrico y vibratorio altamente sofisticado.

Seguramente habrá despertado en ocasiones cuando no "se siente totalmente bien", río precisamente enfermo, pero de alguna manera "fuera de onda" o de equilibrio. Es probable que su cuerpo estuviera efectivamente desintonizado de su frecuencia natural. La pirámide - conductor de "armonías" universales o naturales - logra sintonizar con exactitud las frecuencias corporales.

He aquí algunos comentarios sobre el sueño bajo pirámides de las personas que nos han escrito: "Se siente uno muy ligero y parece que estuviera durmiendo, en las montañas arriba de los 2,500 metros". "Mis sueños son más vívidos y de mayor colorido, y soy capaz de recordar más de ellos". "Al despertar aún estoy en condiciones de sentir las vibraciones que atraviesan mi cuerpo y me siento muy bien". "Me siento más fresco en la mañana y más alerta durante el día. Mis sueños se han vuelto más intensos, esto me hace suponer que descanso más de las tensiones mentales durante el sueño".

Muchos de estos reportes afirman que, mientras están debajo de una pirámide, las personas sienten una vibración que parte de la plata u oro de sus dientes. Algunas experimentan un agudo tintineo en los Oídos. Otras sienten en la parte superior de sus cabezas un calor punzante, mientras que otras informan una sensación de enfriamiento en todo su cuerpo.

La gente hipertensa dice que se siente como si estuviera bajo el efecto de tranquilizantes, muy calmadas y relajadas. En contraste, las personas de poca energía parecen sobrecargarse de la misma .

Todos estos reportes que hemos recibido coinciden con nuestras propias experiencias y redoblan nuestra creencia de que la pirámide es un acumulador y modificador de la energía armónica; y, más aún, que esta energía piramidal parece tener sólo efectos benéficos sobre el estado anímico y el bienestar físico de todos los que la usan.

PRUEBAS CON NIÑOS

Hemos efectuado extensos experimentos piramidales tomando como sujetos de prueba a niños, par tiendo del razonamiento que ellos no han sido condicionados para eliminar todas aquellas sensaciones que la sociedad de los adultos considera como "carentes de importancia". Los niños que sometimos a pruebas no tenían idea de lo que era una pirámide y carecían de nociones acerca del ensayo. En todos los casos, los pequeños fueron expuestos a los efectos piramidales por su propia iniciativa, sin otros niños en las cercanías que pudiesen influir en ellos por medio de comentarios. Ningún caso hubo en que dos niños sometidos a las pruebas se conocieran entre sí o vivieran en el mismo barrio.

Mantuvimos todas las pruebas sobre una base meramente casual. La pirámide fue instalada en el patio de una casa. A cada niño se le dio sencillamente la oportunidad de entrar en la pirámide por su propia iniciativa. Una vez dentro, y en la forma más casual posible, se les preguntó si deseaban quedarse quietos durante un momento y contarnos luego las sensaciones que habían experimentado. No tenían idea alguna de lo que les esperaba ni de lo que "deberían" sentir, de manera que sus respuestas eran cándidas y - esa sensación tuvimos - muy honestas.

Sólo cinco de los dieciocho niños examinados no sintieron cambio alguno. Todos los demás parecían percibir en realidad sensaciones 'absolutamente diferentes. Registramos interesantes descripciones de estas sensaciones, como las del muchachito que nos contó: "Mi cuerpo parece hormiguear como si estuviera dormido". Otro dijo: "Sentía mis oídos tapados, como si estuviese debajo del agua". Otros más percibían sensaciones de calor "en todo el cuerpo" y sensaciones de hormigueo en los oídos.

Un muchacho de nueve años, diagnosticado por los médicos como hiperactivo, fue sometido a un tratamiento piramidal de 30 minutos todos los días. Sus padres le hacían preparar sus tareas escolares bajo la pirámide. Después de una semana, el tiempo de tratamiento fue alargado a 45 minutos. De acuerdo con la madre del muchacho y coincidiendo con nuestras propias observaciones, el niño respondió muy bien a la energía piramidal. Parecía definitivamente más tranquilo y podía estudiar durante periodos más largos. Ya después de estas primeras series de pruebas hemos recibido informes de otros padres - subjetivos, por supuesto - acerca de los beneficios obtenidos en niños hipercinéticos por medio de la energía piramidal, y otros, con problemas sobre los mismos beneficios en niños autísticos.

Otros niños parecían calmarse con la estructura piramidal abierta y estában contentos de poder permanecer bajo la misma y jugar con las cosas que se habían colocado en ella. No las llevaban a otro sitio ni tampoco se iban con ellas, a pesar de haber podido hacerlo en cualquier momento.

¿ES EL AGUA PIRAMIDAL UN TONICO NATURAL?

En el campo de los supuestos beneficios "médicos" de la energía piramidal, procedemos con gran cautela. No hacemos afirmaciones de curalotodo a favor de la energía piramidal en esta etapa de nuestras investigaciones. Sin embargo, resulta interesante especular sobre los beneficios del agua piramidal. Ya hemos mencionado en otro lugar la evidencia de que el agua es capaz de "almacenar" la energía piramidal y que proporciona ventajas importantes para la salud de las plantas. Con la esperanza que lo mismo sea cierto para los seres humanos, hemos bebido agua piramidal nosotros mismos durante los últimos años. Conservamos nuestra agua potable piramidal en dos botellones de quince litros. Mientras consumimos el agua de uno, el otro está en tratamiento. Después del tratamiento piramidal, el agua pierde su sabor a cloro y tiene un sabor decididamente más dulce. ¿Pero esta agua contribuye a una mejor salud? Todo lo que sabemos es que nosotros mismos, así como nuestros animales, gozamos de excelente salud. Una experiencia reciente, la que contamos más como una curiosidad que como algún tipo de "posibilidad terapéutica", tiene que ver con los piquetes de mosquitos. Para comprobar un informe respecto a que el agua piramidal podía impedir la comezón producida por estos piquetes, pedimos a la hija de unos amigos que nos ayudara en un experimento. La muchacha tenía algunos piquetes recientes de mosquitos. Iniciamos la prueba colocando agua en dos recipientes, uno de los cuales contenía agua piramidal, el otro agua de la llave. ¡Frotamos uno de los piquetes con agua tratada y una muchacha nos dijo que la comezón había cesado instantáneamente! Sin que la niña pudiera ver cuál de los recipientes estábamos utilizando, frotamos luego los otros piquetes con agua del grifo. En seguida se dio cuenta de que la comenzón persistía. Tratamos de engañarla cambiando los recipientes, pero no lo logramos. Luego hicimos desaparecer la comezón con agua tratada. ¡Nosotros, por supuesto, hemos tratado esto por nuestra cuenta y lo encontramos muy interesante, para no usar términos más entusiastas! Otros informes señalan que pequeños raspones y rasguños también responden favorablemente al agua piramidal.

LAS PIRÁMIDES Y EL PROCESO DE ENVEJECIMIENTO

Algunos investigadores afirman que la pirámide es una verdadera fuente de la juventud. Nosotros sabemos, por nuestras investigaciones, que la energía piramidal puede prolongar la vida de los camarones de agua salada y reactivar toda la materia viviente. ¿Podría ser que esta energía. logre también retardar el procesó de envejecimiento en los seres humanos? Precisamente sobre este tema, se efectuó un fascinante descubrimiento arqueológico hace algunos años en la Universidad de Oklahoma. Al examinar los restos de la princesa egipcia Mene, cuyo cuerpo había permanecido durante milenios en una cripta fúnebre piramidal, los investigadores determinaron que la princesa Mene había muerto ¡tres mil años! antes. No es de extrañarse, pues, que muchos adeptos de las pirámides estén seguros que la energía piramidal posee propiedades que retrasan el envejecimiento.