HECHIZO PARA LA FORTUNA

Para finalizar, deberás recitar unas palabras, sé creativo, pide lo que necesites y agradece por lo que tienes.

ABRE TUS HORIZONTES LABORALES

Si tienes un emprendimiento, un negocio, quieres postular a un trabajo o quieres que tu compañía triunfe, este hechizo de la fortuna es perfecto. Hay situaciones en las que necesitamos un impulso para que nos vaya bien en el ámbito económico y la magia es una forma de conseguirlo junto con la perseverancia y las ganas. Sin embargo, no debes abusar de los hechizos de la fortuna porque luego pierden su poder.

El día de hoy les enseñaremos una forma de obtener mejores oportunidades laborales y de que los proyectos que tengas en mente se concreten y afecten de forma positiva en tu vida.

Necesitaras:

  • Vela grande de color amarill
  • Vela de color blanco
  • Un incienso de Canela o Fortuna
  • Limón
  • Papel y Lápiz
  • Una fuente con agua y monedas

Lo primero que debes hacer es estar relajado, respirar profundo hasta que tu ritmo cardiaco se normalice. Luego debes abrir todas las ventanas de tu hogar esto atraerá todas las oportunidades que se encuentran esperando para ti, el cuarto en el que hagas el hechizo debe estar completamente abierto y aireado. Coloca en tu mesa de hechizos la vela grande amarilla junto con la blanca y enciéndelas, primero la amarilla después la blanca. Coloca el incienso clavado en el limón y enciéndelo, ponlo cerca de la fuente con agua y las monedas.

En el trozo de papel escribirás todas aquellas cosas que quieres lograr con el hechizo, ya sea suerte en tu negocio, atraer el dinero, más oportunidades laborales, debes escribirlo todo y cuando ya lo tengas listo debes quemar el papel con el fuego del incienso, puedes ahumarte tu también con él.

Para finalizar, deberás recitar unas palabras, sé creativo, pide lo que necesites y agradece por lo que tienes.

“Yo ... llamo a mí la suerte y el dinero, que todo lo que tengo se me multiplique por cien, por mil y por más”

Deja que el incienso se consuma por completo y después apaga las velas, primero la blanca y luego la amarilla. Verás que en un corto periodo de tiempo tu negocio habrá triunfado y las oportunidades llegarán a tu vida junto con el dinero que habías estado esperando.